Dos pitbull son asesinados en Coyoacán; temen que sea represalia por la muerte de una niña

compartir

© redacción de Sin Embargo

Los dos perros fueron vestidos con ropa que hacía alusión a pijamas de niños. Estaban atados de patas y embolsados. La ONG Mundo Patitas resaltó que por la manera en la que fueron encontrados, se podría considerar un “ajuste de cuentas” por la el ataque que sufrió una niña por parte de dos pitbull, que le causaron la muerte.

Dos perros pitbull atados de patas y embolsados con amarres de alambre en cuello y cintura, fueron localizados en calles de la delegación Coyoacán, donde la semana pasada una niña de tres años murió a causa de un ataque por parte de dos canes de la misma raza.

En su cuenta de Facebook, la organización Mundo Patitas condenó el brutal hallazgo y adelantó que ya se inició una denuncia formal contra quien o quienes resulten responsables.

“DESCONOCEMOS si está barbarie tenga relación con el lamentable y muy reciente caso de la niña muerta en Coyoacán, pero lo que le hicieron a esta pareja de perros, aparentemente de la raza Pitbull, es realmente indignante”.

El hallazgo se realizó alrededor de las 8:00 horas de ayer lunes en la delegación Coyoacán. Los dos perros fueron vestidos con ropa que hacía alusión a pijamas de niños.

La ONG resaltó que por la manera en la que fueron encontrados los pitbull, se podría considerar un “‘ajuste de cuentas’ a consecuencia de la psicosis de gente ignorante por publicaciones amarillista y tendenciosas”.

De acuerdo con la denuncia, los perros tenían un aspecto cuidado, es decir, que no eran callejeros. Hasta el momento, ningún ciudadano ha reclamado a los canes.

El pasado miércoles, una niña de tres años murió luego de ser mordida por dos perros de dicha raza al interior de una casa en San Pablo Tepetlapa, en la delegación Coyoacán.

Los padres de la menor rentaban parte del predio a un hombre que tenía a cuatro canes dentro de la propiedad, por lo que fue detenido y puesto a disposición del Ministerio Público, sin embargo, horas después fue liberado.

La mujer que estaba al cuidado de los perros también fue llevaba al Ministerio Público, y tras rendir su declaración, también quedó libre.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CdMx) informó que la mujer no sacó a los perros de la jaula por decisión propia, sino que siguió una orden que le fue emitida.

El inmueble, según lo denunciado por activistas, era usado como criadero de pitbulls. Las autoridades no han informado nada al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *