Grupo de personas bloquean construcción de Antena Telefónica en Carrillo Puerto

•Bloquean carreteras y obligan a conductores a dejar revisar unidades para no permitir acceso de material para la construcción de dicha antena

•Hoztigamiento y nula compresión del tema, proyecto se puede venir abajo

•Se dice que son grupos eclesiásticos externos al municipio que han organizado grupos de choque contra esta construcción.

El Palmar, Mpio. De Carrillo Puerto, Ver. Un grupo de no más de 70 personas de esta comunidad, han rebasado los límites legales al no permitir la terminación de la construcción de una antena telefónica, la cuál brindará un mejor servicio para esta zona alejada de la cobertura de las líneas telefónicas que nos dan comunicación.

En pleno 2020, y en medio de una pandemia mundial, dónde la comunicación es vital para mantenerse informado de los acontecimientos, en la comunidad del Palmar, un grupo de personas de un movimiento eclesiástico, externo al municipio, se dice que de Córdoba, han organizado un grupo de 70 personas para impedir se realice esta obra.

Realizando grupos de vigilancia, tapando carreteras, haciendo acusaciones infundadas contra el mismo presidente municipal, y la empresa encargada de hacer este proyecto.

Incluso han abusado de la ley, al hacer retenes y revisión ilegal de vehículos para impedir que ingresé material al terreno donde se instalo está antena, predio que es totalmente propiedad privada y con los permisos necesarios para ejecutarse.

De acuerdo con testimonios de habitantes que están de acuerdo en la finalización de está antena, son más de 1000, habitantes en dicha comunidad y solo un grupo reducido inducido por externos al municipio han impedido que el desarrollo tecnológico llegué al municipio.

Con el pretexto del riesgo por el desarrollo de enfermedades cancerígenas, el cual la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reiterado que no hay indicadores que sustenten está teoría, estos manifestantes continúan día a día acosando ha quienes dieron los permisos del predio y a todo quien entra y sale del municipio, sin que exista ninguna acción legal en favor ni en contra.

Está construcción lleva un avance del 90 por ciento y beneficiará a gran parte de todo este municipio y circunvecinos, facilitando el acceso a la comunicación y la información.

Lamentable que en pleno siglo XXI y en medio del desarrollo de esta pandemia, intereses propios e ideas incoherentes no permitan el desarrollo y la sustentabilidad tecnológica, pues solos se están impidiendo crecer como municipio.