LA DOBLE PANDEMIA DE VERACRUZ: COVID-19 y CUITLÁHUAC GARCIA

Minerva Salcedo Baca

Veracruz ocupa el quinto lugar en la aportación al Producto Interno Bruto (PIB) nacional y en contraste se ubica en el cuarto lugar de pobreza a nivel nacional y entre los estados que menos recurso han destinado a la crisis provocada por el Covid-19. El gobierno morenista de Cuitláhuac García Jiménez tiene 16 meses y sus resultados colocan al gobernador como uno de los peor evaluados, disputándose los últimos lugares (29 y 32) con sus homólogos de Puebla y Morelos, también morenistas.

El gobernador Cuitláhuac García, de profesión Ingeniero Mecánico Electricista, militó desde los 19 años en el Partido Mexicano Socialista, luego en el Partido de la Revolución Democrática y ahora en el Movimiento Regeneración Nacional. Sin embargo, los buenos líderes y gobernantes no lo son por procedencia o por discursos (generalmente saturados de demagogia). Como bien lo estableció Jesús de Nazaret en el Sermón del Monte registrado en La Biblia “por sus hechos los conoceréis”. Por sus acciones, en Veracruz tenemos a un gobernante que no sirve, no escucha ni respeta a los veracruzanos, a quien debiera entender como su único patrón, pues administra los recursos de éste (impuestos), no son los personales, familiares o de su partido.

En 2019 le asignaron a Veracruz 128 mil 361 millones 911 mil 179 pesos, de los que se asignaron a los 212 municipios sólo 24 mil millones. Para el 2020 el presupuesto subió a 130 mil 63 millones 210 mil 833 pesos; a los municipios les darán 25 mil millones. El año pasado el investigador Hilario Barceleta, dio a conocer que a octubre no se habían ejercido 75 mil millones de pesos por falta de preparación y experiencia tanto del gobernador morenista como de su gabinete. A finales de enero de este año, Cuitláhuac García informó que aún disponía de 4 mil millones de pesos. ¡Con tanta pobreza en Veracruz!

Ahora, ante la contingencia del Covid-19, ¿qué actitud toma el gobierno morenista para paliar la grave emergencia y apoyar a la población más vulnerable que vive al día y en extrema pobreza? La semana pasada el gobernador anunció su primera medida con la plataforma “Promover Nos Une” para realizar compras de forma digital y con taxis seguros que lleven las mercancías a domicilio, evitando la exposición de la población a contagios. Pero en el estado, según el INEGI, sólo el 35% de los hogares tiene conexión a internet y el 31% computadora; la mayoría de los veracruzanos no podrán acceder a esta “novedosa” propuesta.

La segunda medida económica anunciada el pasado lunes por el gobernador de Veracruz, fue que destinará 100 millones de pesos para otorgar 10 mil créditos a microempresarios de 10,000 pesos cada uno; algo insuficiente, insultante y con claro desprecio hacia los trabajadores ambulantes, marimberos, boleros, palaperos, taxistas, etc., que viven al día.

Se niega a asignar recursos para subsidiar los servicios de luz, agua y drenaje, mismos que las familias humildes no podrán pagar dada la falta de ingreso por la contingencia.
Las 10 acciones económicas que propuso el Movimiento Antorchista Veracruzano al gobierno de Cuitláhuac García ante la contingencia del Covid-19, son razonables y viables, se comprueban con lo que hacen otros estados del país, que son incluso menos ricos que Veracruz. Hasta al 30 de marzo pasado, 22 estados ya habían presentado los paquetes de apoyo económico.

Ocho estados darán apoyos monetarios o a través de despensas: Guerrero, Jalisco, SLP, QR, Aguascalientes, Baja California, Hidalgo y Puebla. Jalisco otorgará créditos a trabajadores formales o informales y a pequeñas y medianas empresas. Serán 1,000 millones de pesos para la industria, el campo, comercio informal y autoempleo. Se darán apoyos económicos de $5,000 a las personas con actividades de autoempleo, subempleado de manera formal o no formal, hasta por dos meses en edad de 18 a 65 años. Se apoyará a las Micro y Pequeñas Empresas para que mantengan la plantilla de personal hasta 15 empleados y se les apoyará con 10,000 pesos para cada uno por dos meses.
Nuevo León creó un fondo de 1,000 millones de pesos para hacer frente al coronavirus, se apoyará a las personas que quedaron sin empleo ante la contingencia y se presentó un decreto para hacer ajustes al gasto del 2020 para redirigir recursos del Fondo de Desarrollo Municipal. San Luis Potosí anunció un paquete financiero y fiscal por más de 3,200 millones de pesos.
Yucatán contempla 3,228 millones de pesos en estímulos y apoyos frente a Covid-19. De éstos, 500 millones se destinan para salud, 1,000 millones serán para las familias que se verán afectadas por la contingencia y los 1,728 serán para obras públicas que reactiven la economía. Incluye apoyos al sector pesquero, agrícola, ganadero, vivienda social (descuentos en recibos de luz y agua), restaurantes y artesanos.
¡El gobierno de Veracruz ha destinado únicamente 100 millones de pesos!

Los 36 años de trabajo que lleva Antorcha en Veracruz han servido para mejorar las condiciones de vida de los habitantes en varias comunidades y colonias; también para que muchos veracruzanos conozcan sus derechos y tengan conciencia del papel de los gobernantes del tipo de Cuitláhuac García. El usar el terror con llamadas telefónicas intimidatorias a líderes antorchistas, jóvenes de la FNERRR, colonos, deportistas y artistas de grupos culturales, ante las propuestas económicas de nuestra organización en esta contingencia, es síntoma de un espíritu represor y dictador, que daña a nuestro estado tanto como el coronavirus. La tarea inmediata es lograr la cura social y política del estado ante este mal gobernante.