Santiago Avendaño “El Gallo”; no se olvida de su gente… ni de sus raices

compartir

02

“Hace más de una década conozco a esta Gran Amiga…
Aún Recuerdo cuando llegabas a mi Tienda de Abarrotes, surtias tu despensa de productos y después te acompañaba hasta la puerta del taxi para embarcarte a tu casa. Muchos recuerdos volvieron a mi memoria.
Ayer que pase a visitarte y me comentaste que ya no ves bien, pero que tan solo con escuchar mi voz te alegrabas… Me sentí un hombre muy afortunado y dichoso de contar con tan fieles amigos como tú.
Hoy te repito como te lo dije ayer que la Bendición y el Beso que me diste, lo llevaré conmigo y será mi aliciente como muchas más de parte de todas las personas que me aprecian.”

¡Muchas Gracias!

01