Dos opciones: optimistas o pesimistas

compartir

TIERRA DE BABEL

Jorge Arturo Rodríguez

 

¿Nada nuevo bajo el sol? Depende del color de tus ojos, digo, perdón, del color del cristal con que mires. Me retiré un mesecito de “vagaciones” (perdón por el “abuso merecido”, no lo sé en verdad ni es tema de conversación por ahora), sin intentar siquiera ver qué pasaba en el mundo, mucho menos en las gastadas noticias, aunque sí en lo que creaba a diario, algo hay que dejarle a la vida, un granito de arena, y por eso fui un ratito a la playa, guardo dos granitos de arena y una pequeña quemazón en la espalda; antes, desde luego, estuve en Hay Festival 2018 en Querétaro, pero estas son otras historias que por otra parte a nadie interesa salvo a quien las vivió.

         Retomo: ¿nada nuevo bajo el sol? Más crueldad, poca caridad; más odio, poca paz; más muerte, poca vida y la poca que hay sencillamente va en picada. Así lo ve un servidor. Desde luego, hay aún lucecillas que alumbran y que en verdad buscan la verdad y salvar lo poco que queda. ¿Qué esperamos para unirnos? Cada cual desde su trinchera, claro.

         Vuelvo a Noam Chomsky, en el libro de entrevistas Optimismo contra el desaliento, se le cuestionó: “¿En conjunto, es usted optimista sobre el futuro de la humanidad, dado el tipo de criaturas que somos?” El lingüista y filósofo contestó: “Tenemos dos opciones. Podemos ser pesimistas, resignarnos y contribuir a que, con total seguridad, pase lo peor. O podemos ser optimistas, aprovechar las oportunidades que seguramente existen y tal vez así ayudemos a que el mundo sea un lugar mejor. No hay mucho donde elegir”.

         Así de fácil. Ustedes dirán.

 

Los días y los temas

 

Memoria y olvido; verdad y mentira; Eros y Thanatos; amor y paz; enfermedad y salud; muerte y vida… Binomios presente siempre en nuestras vidas, en el orden que usted guste, pero, por favor, seamos felices sin dañar a nadie. Sé que es difícil, pero intentemos amarnos a todas horas, no importa que estén arriba o abajo o en medio… Adentro o afuera…

         A propósito, en su libro de reciente publicación, Perseguir la noche, Rafael Pérez Gay escribe: “La vida está hecha de diversos caminos. Cada cosa puede ocurrir de una forma y también de otra. Todos hemos pasado alguna vez por un acantilado desde donde vemos la ciudad de nuestra existencia. A lo lejos se ve el trazo de la avenita central de la familia, las calles de los amores imposibles, los callejones de los sueños rotos, los monumentos de nuestros muertos, el gran teatro de la historia, la catedral de la memoria, la plaza de la enfermedad. De ese acantilado y esa ciudad trata este informe”. Recomendable.

 

De cinismo y anexas

 

Mi gran amiga, la hermosa y talentosa –salió en rima, ni modo- Dalia Pérez Castañeda, me envió la siguiente invitación que les comparto: Festival “La cultura es un cuento de nunca acabar”, que se llevará a cabo en el Parque Juárez y Centro Recreativo de la cuidad de Xalapa, Veracruz los días 6 y 7 de octubre. El festival tiene como objetivo promover la lectura a través de diferentes actividades, como talleres, presentaciones de libros, charlas con escritores, espacios de trueque, exposición y venta de libros, además de conciertos, teatro y proyecciones de cine.

Todas las actividades serán gratuitas y de convocatoria amplia, los talleres tienen cupo limitado, por lo que es necesario registrarse en el correo xalapa.difusion@gmail.com. Convocan la asociación Arte y Cultura ANI por México, con apoyo de la Secretaría de Cultura del Gobierno de la República, Cámara de Diputados y Ayuntamiento de Xalapa.

No se lo pierdan. Ahí se ven.