IVEA pista de Aviadores

Detectaron 250 plazas que eran cobradas sin ser trabajadas

Surgen infinidad de cuestionamientos sobre ese tema

¿Quiénes son los funcionarios responsables de permitirlo?

Por Miguel Angel Cristiani Gonzalez

Cuando pareciera que nuestra capacidad de asombro está tan desgastada con tantas y tantas noticias que a diario nos bombardean, pues resulta que no dejó de causarnos admiración, la declaración del gobernador del estado Cuitláhuac García Jiménez quien reveló que en el proceso de entrega recepción del Instituto Veracruzano de Educación para los Adultos IVEA, se detectaron 250 plazas que eran cobradas por aviadores.

Y no se trata precisamente de los pilotos que manejan las aeronaves en el Lencero, sino de personal que cobraba mensualmente un sueldo sin acudir a cumplir con las labores que supuestamente debieran cumplir para mejorar básicamente los niveles de analfabetismo en la entidad.

Dialogando con nuestro amigo Pancho López el filósofo de mi pueblo, surgieron una serie de preguntas, en el más puro estilo Socrático, para tratar de llevar a una conclusión verdadera.

Algunas de las interrogantes que nos hicimos y que sería saludable que le hicieran al nuevo responsable del IVEA y a los miembros de la Junta de Gobierno de ese instituto, son entre otras, las siguientes:

¿Quiénes son los funcionarios responsables de que 250 personas cobraran sin trabajar?

¿Desde cuándo el IVEA empezó a operar como un aeropuerto estatal, es decir, sirvió como pista de aterrizaje para operadores políticos y recomendados?

¿Quiénes formaban la Real Fuerza Aérea RFA del IVEC, sus nombres y sueldos?

¿Qué no hay una contraloría interna, que supuestamente, debería de haber detectado y reportado esas tremendas irregularidades?

¿A cuánto asciende el monto-daño que se le hizo a la institución?

¿Pues entonces, cuántos trabajadores tiene el IVEA?

¿Qué le van a hacer a esas 250 plazas?

¿Se procederá, ahora sí y de acuerdo con la ley de responsabilidades, a denunciar a quienes permitieron que ese fraude se cometiera?

¿Quiénes son los funcionarios que permitieron y autorizaron esas 250 plazas de aviadores?

¿Se va a investigar -como dirían los abogados- hasta sus últimas consecuencias para castigar a los responsables?

¿Se trata de una mera declaración mediática, simplemente para criticar ante los medios, pero que no tendrá mayores consecuencias?

¿Se les aplicará la política del “perdón y olvido” y como ya ha ocurrido no se les tocará ni con el pétalo de una rosa?

¿Se les va a exigir a los aviadores, que reintegren el dinero cobrado indebidamente’

¿Habrían dentro de ese escuadrón de aviadores, algunos compañeros periodistas?

Esas y muchas otras interrogantes, fueron algunas de las que nos planteamos en la conversación con el filósofo de mi pueblo, pero seguramente que las respuestas quedarán flotando en el aire de la Atenas Veracruzana y finalmente se las llevará el viento, porque no chocarán con el muro de la transparencia informativa, que desafortunadamente no existe.

Aunque en la reunión en la que se nombró al nuevo director del Instituto Veracruzano de Educación para los Adultos IVEA -la cuarta reunión ordinaria- el gobernador del estado reiteró que la formación es la mejor estrategia para acabar con la pobreza y la corrupción

“La educación de calidad será una de las principales características de la actual administración y la Cuarta Transformación”sentenció el Ejecutivo.

Convocó Cuitláhuac García a transformar al IVEA para ofrecer una educación integral a jóvenes y adultos en todo el estado, especialmente en las comunidades indígenas, rurales y con altos índices de marginación.

El nuevo director del IVEA y quien podría dar respuesta a muchas de esas interrogantes es Héctor Leonel Amezcua Cardiel, el cual luego de que le fue entregado el nombramiento, se comprometióa trabajar para cumplir la encomienda del presidente Andrés Manuel López Obrador y del Gobernador, que es servir y llevar la atención a comunidades y pueblos originarios.

A ver si ahora si cumplen con esa obligación-responsabilidad.