Los peritos siguen escarbando, y salen y salen cuerpos de fosa; hasta ahora van 10

compartir

Desde el inicio de este 2018, en Jalisco se desató una ola de violencia que no se podido detener. Debido, según las autoridades, a los enfrentamientos entre diversas organizaciones del crimen organizado, los cuales han dejado decenas de muertos en la zona metropolitana del estado. Ante esta situación que se vive en la entidad, el Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz tuvo que aceptar que han fallado las estrategias de seguridad implementadas durante los cinco años que lleva al frente de la entidad.

El pasado 4 de agosto, los cuerpos de cuatro personas, entre ellos una mujer, fueron encontrados en una fosa dentro de una finca ubicada en una céntrica colonia del municipio de Guadalajara; en esa mismo lugar, este fin de semana se hallaron seis cuerpos más.

Guadalajara, Jalisco/Ciudad de México, 6 de agosto (EFE).– La cifra de cuerpos encontrados en una fosa clandestina de la ciudad de Guadalajara, en Jalisco, se elevó de cuatro a diez luego de que peritos del Servicio Médico Forense (Semefo) excavaran durante dos días, informaron hoy fuentes de la policía municipal.

Desde el viernes los representantes del Semefo realizan excavaciones con maquinaria pesada en el patio de la casa en la colonia Santa Elena de la Cruz, cercana al centro histórico de Guadalajara, donde inicialmente habían sido localizados cuatro cuerpos, entre ellos el de una mujer.

Los policías de Guadalajara informaron que acudieron al lugar tras recibir la llamada de uno de los vecinos quien alertó de olores fétidos en el lugar tras remover una barda durante los trabajos de remodelación de la casa.

Al llegar identificaron los restos de una persona que eran visibles a ras de suelo y, tras escarbar un poco, encontraron tres cadáveres más debajo en avanzado estado de descomposición.

Ayudados por máquinas, los peritos continuaron los trabajos de excavación el sábado y hallaron otros cuatro cuerpos, mientras que el domingo exhumaron dos más.

Los cuerpos han sido trasladados al Semefo para su identificación, informaron las autoridades.

En los últimos meses la violencia ha ido en aumento en el estado de Jalisco y en su capital la ciudad de Guadalajara debido a la disputas entre grupos criminales.

JALISCO, DOMINADO POR CJNG

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) ha tomado fuerza en los últimos años, si bien fue a la mitad del Gobierno de Felipe Calderón (2009) cuando lo fundaron Erick Valencia, alias “El 85”, y Nemesio Oseguera Ramos, alias “El Mencho”, ha sido en la administración de Enrique Peña Nieto cuando terminó por establecerse y ganar terreno al Cártel de Sinaloa, sobre todo tras la aprehensión de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

La situación se recrudeció en 2015 cuando se reportó una emboscada para asesinar al comisionado estatal de Seguridad Pública Alejandro Solorio Aréchiga, ese mismo año se registró un enfrentamiento en Ocotlán entre fuerzas estatales y narcotraficantes que dejó 11 personas muertas: cinco agentes y seis civiles del CJNG.

Además, en ese año emboscaron a policías estatales en la carretera Mascota-Las Palmas y finalmente el hecho que le costó el puesto fueron los narcobloqueos a partir de que de implementó la “Operación Jalisco”, lo que atizó la violencia y provocó más de 30 bloqueos con quema de autobuses y autos.

Actualmente, con el control de 17 de las 32 entidades de la República Mexicana, el CJNG lidera un poderoso imperio criminal que tiene sede en el estado de Jalisco, pero con grandes centros de distribución en ciudades como Juárez, Chihuahua, y Nuevo Laredo, Tamaulipas, desde los cuales se envían cantidades al por mayor de marihuana, heroína y cocaína a sitios como Los Ángeles, Nueva York, Seattle y Atlanta, en Estados Unidos.

CJNG MUESTRA SU PODERÍO

El pasado 30 de julio se difundió en redes sociales un video donde integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) fueron captados mientras realizan, dicen, una caravana de vigilancia por la sierra de Nayarit. Montada en un vehículo, aparece una M82, el fusil de alta potencia que llaman “Calibre 50” o “Matapolicías”.

En él se aprecian varios vehículos estacionados a lo largo de una carretera. Hombres yacen sobre el asfalto con armas de alto calibre; otros se saludan, recorren la vía de alta velocidad, muestran sus armas. No están preocupados, o temerosos. No están huyendo, o agazapados. Más bien celebran, se dan ánimos. Incluso se toman videos y fotos entre ellos.

El mismo día en que el Gobierno federal presumió el arresto de un miembro del poderoso Cártel Jalisco al que vincula con el asesinato de tres italianos y cuando el mismo grupo criminal pareció responder a la conferencia –en la que aparecieron altos mandos del Estado mexicano– con este video donde muestra su poderío.