Los perros no son objetos, ni juguetes de un rato, son seres vivos que siente.

Al adoptarlos como mascotas es responsabilidad de uno cuidarlos y atenderlos como se merecen.
Es una imprudencia y barbaridad abandonarlos y dejarlos a la deriva.

En esta ocasión con el apoyo del Cuerpo de Bomberos de Córdoba, se logró el recate de un perro que al parecer fue arrojado a propósito a un pozo artesanal en Piedras Blancas.

Gracias al reporte de vecinos, quienes escuchaban los ladridos y chillidos de la mascota, solicitaron la presencia de autoridades de Protección Civil y Seguridad Pública Municipal de Yanga, quienes pidieron el apoyo a Bomberos de Córdoba para llevar a cabo un rescate de manera coordinada y con las medidas de seguridad adecuadas, realizaron la extracción de manera exitosa.

Exhortamos a la ciudadanía ser responsables del cuidado y crianza de las mascotas domésticas.