POR LA MAÑANA CONDENÓ DETENCIÓN , Y EN LA NOCHE, FUE ATACADA A BALAZOS EN BAR DE PLAYA VICENTE

+Mujer intentaba ingresar al bar Don Vicente, pero tuvo altercado con un sujeto que le dio de plomazos, ya está detenido.

El Corredor

Playa Vicente

Poco después de la medianoche, una vecina de la colonia La Loma, fue atacada a balazos en la antesala del bar Don Vicente, en el primer cuadro de este municipio. La policía logró detener al presunto agresor, pero la víctima se debate entre la vida y la muerte en urgencias médicas.

La víctima se llama Ana Marilín Garrón Garrido, domiciliada en la calle Rayón, de la colonia La Loma, de Playa Vicente, de 45 años de edad, de ocupación comerciante.

La información que se tiene hasta el momento, es que la mujer intentaba ingresar la bar, pero habría sostenido un altercado con un hombre adulto en la entrada del negocio, se desconoce por qué motivos el sujeto sacó una pistola y la accionó en contra de la dama en la menos 5 ocasiones.

Cuando el sujeto intentaba escaparse, para dejar su crimen impune, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública lo detuvieron en flagrancia, pues los oficiales iban llegando al punto cuando se dieron los hechos. Fue identificado de manera preliminar como Jorge N.

Al cierre de este reporte, el estado de salud de la mujer se reportaba grave, pero estable.

El bar Don Vicente ha cobrado notoriedad en últimas fechas, es propiedad de personaje que trabajó en el área de seguridad en la administración pasada del gobierno municipal de Playa Vicente.

A mediodía, Ana Marilín condenó la detención de la joven Beberly, una joven de Tierra Blanca que fue encarcelada en Puebla por defenderse del ataque sexual por parte de un chofer de UBER, y que generó encono social y protestas hasta lograr su libertad.

“Ahora resulta que el no dejarte que te secuestren o violen es un delito”, escribió Ana Marilín en su red social Facebook, sin saber que horas más tarde, sería blanco de la violencia feminicida.

Al cierre de la edición, la víctima estaba muy mal de salud en el área de urgencias médicas y el agresor estaba en manos de las autoridades.

Habitantes de Playa Vicente están indignados por el ataque, y hacen cadenas de oración para que los doctores le salven la vida. Igualmente, han resaltado el hecho de que el agresor, está detenido y no pudo escaparse, evitando así que el caso quede en la impunidad.